jueves, 29 de octubre de 2015

ESPECIAL HALLOWEEN #4 "MITOS Y LEYENDAS"

Hola MADLERS como lo dice en el título la entrada de hoy es sobre los mitos y leyendas que existen en mi departamento (Santander- Colombia).. Antes de mostrarles los mitos y leyendas, les muestro un video sobre mi pequeña ciudad


MITOS Y LEYENDAS



EL SOMBRERON 
Es un hombre de unos 40 a 60 cm y cuando hace su aparición primero se muestra un perro muy grande de color negro y ojos rojos. Cuando las personas ven a este hombre quedan paralizadas y la intención de dicho hombre es acabar con la vida de quien se encuentre. Según cuentan algunas personas cuando caminaba el sombrerón se escuchaba como el sonido de unos casquillos de venado, es decir sonaba como una persona grandísima con botas de cuero como marchando, su presencia era y es casi imposible de evadir.




JUAN –NO-
Es un ser diabólico como lo califican muchos pobladores,
algunas de sus características son las siguientes, dicen que es un hombre de una estatura mediana/normal de 1:70m. Cuentan que este sujeto siempre va por las calles o veredas de la comunidad, pero más donde están algunos ríos; la mayoría de las veces va montado sobre un caballo negro que tiene un resplandor y lleva una silla de montura que pareciera ser de oro brillante siempre lleva un sombrero negro que también pareciese dar un resplandor blanco, lleva con él una cadena la cual va arrastrado sobre las calles y produce un sonido irritante.
Algunas personas que han podido verlo aseguran de que su único propósito es hacer pactos con el mal (diablo), algunos rumores de quienes lo hicieron y lo hacen apuntan que es por dinero; este les da mucho dinero pero a cambio deben entregarle la vida de algunos de sus hijos. Esta clase de pactos siempre son sellados con sangre y en la mala hora (11pm-2am.). Nunca hace pactos si nos es una vida humana.

LA MANCARITA
Dicen que la Mancarita es mujer salvaje que imita la voz del hombre y el llanto de los niños para engañar y atraer a la gente, y llevársela donde nadie puede saberlo,
regularmente anda de noche y en la espesura de los bosques. Los campesinos describen la Mancarita como una especie de mujer salvaje, de cabellera larga y desgreñada, y de un solo seno en la mitad del pecho; de cuerpo peludo como el de los animales selváticos y los pies vueltos hacia atrás.
A la Mancarita le gusta acercarse a las viviendas humanas. Por la noche se la oye gritar en tono lúgubre y prolongadamente. Algunos afirman que es tímida y huye apenas percibe algún ruido de gente o de perros; otros afirman que se roba a los niños y aún a los hombres.
Los Santandereanos creen que existió una Rita manca que distraía a las gentes inventando cuentos, haciendo chismes y atizando discordias. Esta manca se dedicó a vagar los montes como un salvaje, creciéndole los cabellos y las uñas de un modo extraordinario comía raíces y frutas silvestres y huía velozmente a la vista de la gente. Tan solo de lejos se percibían sus alaridos, que eran una extraña mezcla de llanto de mujer y aullidos de perro en pena. Por la noche, cuando la oscuridad era intensa, la Mancarita se convertía en el terror de los desolados caminos, con su horroroso grito que helaba la sangre a los viajeros. La Mancarita, según la creencia de muchas gentes, influye en los chismes de la gente, enredando cuentos y haciendo profundizar las discordias. Es la deidad chismosa de nuestros campesinos.  

LA PATA SOLA
Habita entre la maraña espesa de la selva virgen, en las cumbres de la llanura. Con la única pata que tiene avanza con rapidez asombrosa. Es el endriago más temido por colonos, mineros, cazadores, caminantes, agricultores y leñadores.
Algunos aventureros dicen que es una mujer bellísima que los llama y los atrae para enamorarlos, pero avanza hacía la oscuridad del bosque a donde los va conduciendo con sus miradas lascivas, hasta transformarse en una mujer horrible con ojos de fuego, boca desproporcionada de donde asoman unos dientes de felino y una cabellera corta y despeinada que cae sobre el rostro para ocultar su fealdad.
En otras ocasiones, oyen los lamentos de una mujer extraviada; la gritan para auxiliarla, pero los quejidos van tornándose más lastimeros a medida que avanza hacia la víctima y cuando ya está muy cerca, se convierte en una fiera que se lanza sobre la persona, le chupa la sangre y termina triturándola con sus agudos colmillos.
La defensa de cualquier persona que la vea, consiste en rodearse de animales domésticos, aunque advierten que le superan los perros, calificándolos a todos como animales "benditos".

¿Que les parece.. Tienen mitos similares?


2 comentarios:

  1. Holaa, me ha gustado mucho la entrada, no conocía estos mitos, aunque también tengo que decir que dan un poco de mala espina. Muy buena entrada, saludosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias
      Si son típicos de mi departamento :)
      Besos

      Eliminar