INICIO RESEÑAS ZONA OTAKU K-REVIEWSMUNDO LITERARIO DE PELICULA SALSEO FRUTAL RETOS SOBRE MI

miércoles, 9 de septiembre de 2015

MI HISTORIA "REVOLUCIÓN SENA"

Hola MADLERS aqui les dejo la historia completa que hice para un concurso..
Las condiciones fueron


  • Máximo 3000 palabras
  • El tema SENA(el instituto donde estudio) es paz y reconciliación
  • Que tuviera inicio, desarrollo y desenlace
  • Asistir a los talleres de escritura


Ahora estoy esperando que digan los finalistas el 17 de Septiembre

REVOLUCIÓN SENA
Nuestro planeta es diferente al tuyo los mares son rojos, los cielos oscuros, nuestras casas son de cristal, las calles son vigiladas por los sabuesos de “él”, vivimos en constantes guerras y no tenemos lo que ustedes llaman colegios o universidades. Los conocimientos son adquiridos en “la Torre” esto es un gran edificio que funciona como un internado donde solo nos enseñan las cosas necesarias para servir a “él”. Terminamos siendo unas marionetas del sistema, manipulados con total libertad por “él”, somos unos simples ignorantes con título.





¿Quién es “él”? Es el ser más despreciable que existe, odia a todo el mundo y los manipula a su antojo ya que además es quien posee más poder en todo nuestro planeta. Me pregunto ¿Cómo puede tener tanto odio? Recuerdo que hace un tiempo mi madre me conto que él no siempre fue así, que su sonrisa alegraba a todos los que lo rodeaban, pero siento que solo fue un cuento con el fin de que no le odiara.
Por cierto aun no me presento, soy Lira una chica de 19 años y me encuentro huyendo de la Torre, no soporte más ser una marioneta manejada por “él”. Ahora poseo problemas, se han enterado que me escape y me persiguen ya que después que ingresas allí no es permitido salir, a menos que así lo decida “él” y tenemos claro que este no es el caso. Me encuentro en el centro de la ciudad pero los sabuesos de la torre ya están cerca, ellos son la seguridad y vigilancia de la torre, ahora están en mi búsqueda, pero no pienso dejarme atrapar antes muerta que regresar a ese horrible lugar.
 No puedo huir por siempre, estoy desesperada los tengo a unos pasos, siento que se me corta la respiración, estoy a punto de desmayarme. He despertado en un lugar bastante extraño, es algo oscuro pero puedo oír risas hace tanto no escucho ese hermoso sonido. Pero ¿dónde me encuentro? recuerdo que estaba huyendo y lo último que vi fueron unos verdes y hermosos ojos.
Me siento mejor he salido de esa pequeña casa en la que me encuentro, lo primero que veo en la puerta es un chico con los mismos ojos que recordaba inmediatamente me he puesto en defensa (aunque no se pelear) el chico mostro una sonrisa que me desarmo aunque no poseía ningún arma ustedes me entienden. Es  alto y de tez blanca con esos ojos que me hipnotizan, me dice que se llama James me cuenta que estamos bajo tierra en los anti-torre son personas que han escapado y se unieron creando una pequeña población que vive oculta.
Con el paso de los días he terminado adaptándome a esta población me han invitado a unirme además me paso los días con James que me enseña cosas geniales como la historia de otros planetas donde se han hecho revoluciones y cambiado todo el sistema, gracias a estas historias se me ha ocurrido hacer lo mismo el problema es que somos pocos y no sé cómo enfrentarnos a él. Se lo conté a James este me dio una de sus sonrisas y se lo ha contado al pueblo, todos a pesar de tener miedo han dicho que están dispuestos a apoyarnos.
El plan es sencillo “destruir a él” pero ¿Cómo lograrlo? Lo primero fue poner la carnada, un pequeño grupo de la población ha salido a la superficie con esto distrajimos a los sabuesos de la Torre para hacernos de pantalla mientras nos dirigimos a la Torre esto era como una fortaleza casi impenetrable, pero como ya habíamos salido una vez, podíamos entrar una segunda ¿no creen? Pudimos ingresar por la parte trasera por los matorrales que tenían un camino olvidado  donde  existen unas pequeñas casas que son de un material extraño y rojizo este camino es poco vigilado ya que se encontraba bloqueado por muchos árboles. Estando dentro nos separamos para no llamar la atención cada uno poseía un comunicador (si existen, aunque son de tráfico ilegal) por si llegábamos donde “él” avisáramos.
Me quede sola en los inmensos pasillos que solo me traían malos recuerdos pero a pesar de haber estado bastante tiempo en ellos aún no conocía todas las rutas. Me decidí por una al azar y Comencé a inspeccionar puerta por puerta con mucho cuidado de no ser descubierta. Llevaba más de 20 puertas abiertas, pero ¿Cómo encuentras a alguien que nunca has visto? no encontraba nada sospechoso hasta que llegue a una puerta bastante peculiar era de un rojo oscuro con la siguiente frase:
“las cosas cambian, pueden ser cambiadas por aquellos que tengan voluntad, incluso los mundos”
En ese momento descubrí que si abría esa puerta  me encontraría con “él”, mi mente se puso en blanco, me llene de ira mezclada con adrenalina, lo único que me acompaña como arma es un pequeño cuchillo que guardo en mi bota. En esos momentos no recordé a mis compañeros, cuando reaccione ya había tirado del pomo de la puerta quedando expuesta a lo que se encontrara dentro. Para mi sorpresa vi un hombre joven, no pasaba los 30 años por un momento me recordó a mi madre con la mirada perdida pero solo duro un momento, porque al parecer se percató que me encontraba allí y su mirada cambio por una de puro odio cambiando por completo su rostro con una sonrisa diabólica.
Me encontraba congelada, sentía escalofríos por todo mi cuerpo, recordé que debía avisar a James que lo había encontrado, no había duda era “él”. Pero antes de poder hacerlo él hablo.
-Querida, por fin has llegado.-Sonrió retorcidamente.
-¿Acaso me esperabas? –pregunte, preocupada.
-Claro, o acaso crees que no sé los movimientos de mis hermosos títeres. –Mostro su horrible sonrisa.
- Quien te crees para tratarnos así, parece que no tuvieses corazón. –Sentí un nudo en mi estómago.
- Al parecer te has dado cuenta  que no poseo un corazón. – pude sentir dolor en sus palabras.
-Acaso te sientes orgulloso de eso, todos necesitamos de un corazón y de sentimientos.
- Ja, sentimientos, eso no sirve para nada. Mírame después que los deje de lado, pude lograr mucho más que con esos sentimientos.
-¿Por qué dices eso? ¿Alguna vez tuviste sentimiento? –En estos momentos solo quería saber porque decía aquello - dime es eso cierto.
-claro, pero no me sirvieron para nada. Por eso decidí dejarlos de lado y tener el poder por encima de ustedes. Además fue demasiado fácil estar por encima de ustedes. Son tan ignorantes, solo con darles un poco se conforman, que manera estúpida de pensar.
- Eso crees, pero sabes algo, un amigo me ha contado las historias de las que tanto prohíbes, he descubierto una manera de expresarse para nosotros que nos sentimos subyugados. Sabes cómo se le llama “REVOLUCIÓN”- Mi voz creció con esta última palabra.
Mientras conversaba con “él” pude llamar en un instante a James, con el botón de emergencia del comunicador… espero que lleguen pronto. Me distraje un momento y frente  mis ojos paso una sombra, luego sentí un golpe en mi rostro, fue tan rápido que no pude reaccionar, quede tendida en el suelo. Nuevamente crece la adrenalina en mi interior y me pongo en pie, me dirijo hacia “él” con el cuchillo en mis manos, lo enfrento pero solo logro hacer un pequeño corte en su rostro. Me atacara de nuevo, en ese momento una segunda sombra pasa al frente de mis ojos, pero esta me defiende… Es James, ellos dos empiezan una lucha en la cual no se sabe quien ganara.
Me encuentro congelada, no puedo hacer nada, no soy lo suficiente fuerte para poder hacer esto, la idea de revolución fue tan estúpida, sabía que era un simple sueño el poder vivir libre y aun así arrastre a muchas personas inocentes que no tenían por qué llegar a esto.
-Lira, corre. – grito James.
-¡No pienso dejarte en esto solo!
-He dicho que te vayas, no ves que eres un estorbo en estos momentos.- dijo  nuevamente James.
Salí corriendo, pero me estrelle con un escaparate, de este empezaron a caer papeles y entre ellos pude ver una foto… Mi madre y “él”. No tenía tiempo para observar seguí corriendo, hasta que pude encontrarme con todos los demás. Ya todos reunidos fuimos nuevamente donde se encontraba James.
Entramos a la habitación y vimos a dos personas en el suelo cubiertas de sangre, sentí romperse a mi corazón, todo esto era mi culpa, solo yo había creado esta horrible situación.  Pero si ya se estaban esforzando ellos, debía terminar lo que empecé. Le dije a mis compañeros auxiliamos a James y a “él” pero que lo tuvieran vigilado. Tomamos todos los papeles de su oficina, algo debía servir.
Al dirigirnos a fuera de la habitación nos encontramos completamente rodeados por los sabuesos y otras personas que pertenecían a la torre. Estamos terminados pensé. Pero debía intentarlo hasta el final.
-Todos somos marionetas de “él”, no se sienten cansados, no creen que existen muchas cosas más que servir solo a una persona, ¿no anhelan libertad?- dije en voz alta.
Todo el rededor empezó a ser murmullos, pero nadie decía nada y seguían rodeándonos, cuando por fin todo quedo en silencio, alguien alzo su mano, era una mujer alta, con algunas arrugas en su rostro, pero con una mirada triste, pero en ellos se veía esperanzas.
-¿Chica que podemos hacer nosotros unas “simples marionetas” para recuperar nuestra libertad?- En su voz se sentía esperanza.
-Sencillo, debemos seguir con la REVOLUCIÓN.
Todo se volvió bullicio de nuevo, preguntaban qué era eso y ellos no creían poder hacer algo. Les explique lo que era una revolución y poco a poco se calmaron, cuando les conté brevemente lo que planeábamos, parece que aceptaron seguirnos, algunos solo hicieron caso omiso, no querían problemas con “él” pero una gran parte de personas estaban con nosotros.
Ya todo arreglado con la redada que se encontraba con nosotros, sacamos a los heridos y los llevamos a una habitación donde fueron atendidos. El primero en despertar fue James que lo único que preguntaba era si me encontraba bien. Ya calmado pudimos hablar y me ha sorprendido por completo lo que me ha propuesto: quiere que cuando todo acabe, salgamos a una cita. Definitivamente los golpes lo afectaron.
Dos días después “él” aun no despertaba, en ese tiempo tomamos el control de la torre, con el apoyo de todas esas personas que deseaban su libertad. Teníamos que re-organizar este sistema que manejaba él. Lo primero era parar esas guerras que se llevaban fuera. Se mandó una circular donde se ordenaba dejar de invadir los territorios. Lo segundo era manejar una economía justa, pero de esto no sabía nada, ya que como mujer nunca me dejaban aprender nada referente a operaciones matemáticas, por eso el encargado de ello fue James. Lo tercero fue desarrollar un nuevo plan académico donde cada persona tuviese la oportunidad de aprender lo que quisiera para poder laborar  y no depender de “él”.
Despertó “él” y para su sorpresa quien lo cuidaba era mi madre, solo con verla se puso a llorar, lo veía pero me era casi imposible creerlo. Mi madre lo abrazo como si fueran amigos de toda la vida, “él” correspondió su abrazo, mi madre me volteo a mirar y quiso que los dejara solos.
Cuando madre salió de la habitación, me dijo que “Elly” quería hablar conmigo. No sabía quién era, pero en un momento comprendí que Elly y él eran los mismos. Pase a la habitación y Elly tenía una mirada de arrepentimiento.
-Lo siento tanto Lira- Empezó a llorar.
-No entiendo ¿Qué pasa? ¿Cómo conoces a mi madre?
-Ella es la mujer por quien me convertí en lo que soy, pero estaba tan equivocado, la hice sufrir tanto.
-Aun no comprendo, que hizo mi madre para que llegaras hacer todo esto.
-Ella era mi mejor amiga, me hacía completamente feliz, era mi vida, pero un día me entere que salía con alguien me rompió el corazón. Un día la forcé a estar conmigo y me fui, no soportaba que fuese de otro. Nunca pensé las consecuencias, me odie tanto que lo descargue en todos ustedes.
-Tú maldito cómo pudiste hacerle eso a mi madre, eres tan despreciable, tenía razón en odiarte.
-Por favor Lira no me odies, no puedo resistir que tú también me odies, por favor Lira. –Sus ojos mostraban arrepentimiento.
-¿Por qué insistes en que no te odie? ¿Qué importa que yo te odie? Lo único que importa es mi madre.
-Lira, la consecuencia de mi error eres tú. Eres mi hija.
No pude soportar aquella noticia y me fui corriendo, estaba buscando a mi madre, pero ella me encontró primero. Me explico todo con lágrimas en sus ojos, no la culpaba pero me sorprendió que dijera que era feliz porque mi padre era Elly, me pidió que le perdonara y que le ayudara a cambiar. Creo que en el fondo me sentía feliz por saber que mi madre era feliz por aquello, pero ahora encontraba odio y amor en el mismo lugar.
En esos días comencé hablar más seguido con Elly, poco a poco fue disminuyendo mi odio y el suyo también. Un día me propuso ayudarme a reconstruir la torre, que era lo menos que podía hacer por todo el daño que causo, pensaba que era su forma de redimirse.
Formamos carreras profesionales donde no solo se daba una teoría sino también una práctica, se puso al hombre y mujer en igualdad para el trabajo no se discriminaba a nadie. Después del estudio eras libre de decidir que hacía, nadie te imponía que hacer. Los guerreros dejaron los campos de batallas para profesionalizarse, igual que todos aquellos afectados por estas guerras. La Torre cayo y se levantó el SENA  “Siempre Esperanza Nunca atrás”


0 comentarios:

Publicar un comentario

Atacantes